Saltar al contenido
Portada » Publicaciones » RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS MEDIANTE LA DEPURACIÓN EN UNA MEDIACIÓN EMPRESARIAL

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS MEDIANTE LA DEPURACIÓN EN UNA MEDIACIÓN EMPRESARIAL

[et_pb_section admin_label=»section»] [et_pb_row admin_label=»row»] [et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Text»]

Conflicto: separación de socios. Dos socios quieren separarse, la sociedad funciona bien, así que la idea es ver cómo pueden lograrlo. Ambos quieren quedarse con la empresa ¿ quien permanecerá? ¿Cómo dividirán los activos? ¿la cartera de clientes?

1º Objetivos. (fijados por los interesados, flexibles)

  • Configurar la nueva versión de sociedad/es tras una separación de socios, normalizada, solo con el fin del beneficio mutuo.
  • Utilizar los medios que hay para lograr un funcionamiento adecuado de la empresa/s por uno de los socios y analizar el coste y  la transmisión de activos
  • Cuidar a confidencialidad y un pacto de no competencia mientras dura la mediación

2º conocimientos y preparación

  • Protocolo de aportación de datos (de buena fe, cartas sobre la mesa y boca arriba, confidencialidad asegurada)
  • Visualización de opciones (empatía y asertividad, hay que ver y verse, reconocer a todos, una vez que el escenario está completo, pasamos a una nueva fase)

3º visualización de opciones, depuración.

  • ¿Cuantas opciones hay, cuantas se han planteado? ¿Por qué no han conseguido acuerdos?
  • Eliminemos opciones, actualicemos opciones .
  • Fijemos nuevas rutas.. Dicen que el silencio es sagrado. Un tiempo para pensar. Reseteamos, desconectamos, analizamos y volvemos a encender

4º Prueba de conectividad o proceso de observación de opciones

  • Nadie mejor que los socios para entender si las posibles soluciones funcionarían.
  • Surgen dudas fiscales, incluimos a especialista en la mediacion
  • Surgen dudas jurídicas, incluimos abogados en la mediación

Les contaré que para ambos socios la mejor solución era la misma, y ambos la querían. Quedarse en la empresa: el punto de conflicto era la valoración. Propusimos que se hiciera una oferta, un día entre unas horas determinadas, la enviaron por mail a la mediadora, la mejor oferta era la que se llevaría a efecto. El que más aportara por la sociedad se la quedaba, el otro ganaría lo ofertado, por ello nadie iba a perder, ambos apostarían fuerte por quedársela, el que más ofreciera lo conseguiría pero el otro tendría una cantidad adecuada por su salida.

Y así fue.

Algunos activos se dividieron sin dudas, los que provocaban conflicto se “sortearon”, de nuevo una confianza absoluta en los mediadores, y en la confidencialidad. Utilizamos métodos electrónicos, aplicaciones para que esos sorteos fueran absolutamente objetivos. Los fiscalistas atentos a las consultas sobre repercusión fiscal en cada uno de los socios.

Cuando revisamos en el seguimiento el cumplimiento estaba correctamente ejecutado y algún “fleco” que no habían tenido en cuenta, consensuado.

Tiempo de duración de la mediación, tres semanas.

[/et_pb_text][/et_pb_column] [/et_pb_row] [/et_pb_section]
Rocío Sampere
Author: Rocío Sampere

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *